IGF-1 es uno de los mecanismos importantes que contribuyen a la calvicie de patrón masculino. De todas las citocinas o factores de crecimiento que se han postulado para desempeñar un papel en el folículo piloso, el factor de crecimiento similar a la insulina-1 (IGF-1) es posiblemente el más estudiado, tiene un papel esencial en el control del ciclo del cabello y el tallo del cabello. diferenciación durante el desarrollo de los folículos capilares y se sabe que está regulada por andrógenos (1). Producido por las células mesenquimales dérmicas de Papila, inhibe la apoptosis y promueve el crecimiento de células epiteliales. Es un regulador fisiológico del ciclo de crecimiento del cabello y ayuda a mantener la etapa anágena (2)

Se ha demostrado que las células dérmicas de Papila de los folículos del cuero cabelludo calvos secretan significativamente menos IGF-1, IGFBP-2 e IGFBP-4 (P <0.05) que sus contrapartes no calvas. Los datos confirmaron que la regulación negativa de IGF-1 puede ser uno de los mecanismos importantes que contribuyen a la calvicie de patrón masculino.

Se ha informado que IGF-1 promueve el crecimiento del folículo piloso in vitro al regular la proliferación celular.

En ausencia de IGF-1 o insulina, los folículos capilares anágenos en cultivo de órganos entran en el catágeno [ 2 ]. Además, los ratones inactivados con el receptor IGF-1 muestran una marcada disminución en el número absoluto de folículos capilares, patrón folicular capilar anormal y diferenciación capilar. IGF también es un candidato para el factor de crecimiento del cabello inducido por andrógenos. Esto se ve respaldado por aumentos en los niveles de IGF-1 y proteínas de unión al factor de crecimiento similares a la insulina (IGFBP) en las células DP de barba. Sin embargo, no se ha investigado cómo se altera IGF-1 en el cuero cabelludo calvo.

Se discute la expresión de IGF-1 en la papila dérmica para jugar un papel importante en el desarrollo de la calvicie de patrón. Los hombres mayores con calvicie de vértice mostraron niveles plasmáticos más altos de IGF-1 y niveles circulantes más bajos de proteína de unión a IGF (3). Se encontró una disminución de la expresión de IGF-1 en el tejido del cuero cabelludo calvo. El locus genético para IGF-1 se puede encontrar en el cromosoma 12 (12q22-q23)

Teóricamente, los tratamientos que pueden estimular la secreción de IGF-1 pueden retrasar la caída del cabello. También se ha demostrado que IGF-1 está regulado positivamente en células DP de pacientes con AGA que responden a finasterida. (4)

Las proteínas que se unen al factor de crecimiento similar a la insulina comprenden una familia de seis péptidos relacionados que compiten con los receptores de IGF por la unión. Pueden afectar el crecimiento celular, la diferenciación y la supervivencia, ya sea por efectos dependientes de IGF o independientes de IGF. Cada IGFBP se expresa de manera estrictamente regulada tanto en el tiempo como en el tejido específico, lo que significa que cada proteína puede tener sus propias funciones distintas. IGFBP-2 actúa principalmente mediante la inhibición de la bioactividad de IGF demostrada en estudios in vitro y modelo de ratón transgénico [ 7 ]. Sin embargo, IGFBP-2 se une a IGF-2 con mayor afinidad que IGF-1. Además, la sobreexpresión de IGFBP-2 se encuentra en varios tumores malignos, incluidos los folículos pilosos transformados de BCC humano. IGFBP-2 de alguna manera podría estar involucrado en la expansión, invasión y angiogénesis de células progenitoras epidérmicas [ 8 ]. Se ha demostrado que IGFBP-4 inhibe las acciones mediadas por IGF-1- e IGF-2 in vitro, y puede ser necesario IGFBP-4 para la acción óptima de IGF-2 in vivo en lugar de actuar como un inhibidor [ 7 ]. Sin embargo, aún se desconocen los roles precisos de IGFBP-2 y -4 en la biología del cabello.

Además, algunos tratamientos de pérdida de cabello pueden ejercer sus efectos terapéuticos a través de IGF-1. Teóricamente, los tratamientos que pueden estimular la secreción de IGF-1 pueden retrasar la caída del cabello. También se ha demostrado que IGF-1 está regulado positivamente en células DP de pacientes con AGA que responden a finasterida [ 9 ]. Es posible que el aumento de la expresión de ARNm de IGF-1 en las células DP de los pacientes que responden al inhibidor de la 5 alfa reductasa puede prolongar la fase anágena en las áreas de calvicie. El ácido L-ascórbico 2-fosfato (Asc 2-P) promueve el alargamiento de los tallos del cabello y la proliferación de queratinocitos ORS in vitro mediante la secreción de IGF-1 de las células DP a través de fosfatidilinositol 3-quinasa. El ARNm de IGF-1 en las células DP aumenta, y la proteína IGF-1 en el medio acondicionado de las células DP aumenta significativamente después del tratamiento con Asc 2-P [ 10 ]. El efecto similar se encuentra en el extracto soluble en agua de Illicium anisatum ; Se encuentra que promueve el crecimiento del cabello mediante la inducción de IGF-1, factor de crecimiento de queratinocitos y factor de crecimiento vascular endotelial en los folículos capilares [ 11 ].

IGF-1 en sí también podría considerarse como nuevas opciones terapéuticas para el tratamiento de la pérdida de cabello, particularmente la alopecia androgenética, así como la alopecia areata. Se encuentra que el 3% de IGF-1 liposomal en una formulación de gel líquido aumenta el crecimiento y el grosor del cabello en un modelo de hámster. El perfil de seguridad también se estudia. No se han encontrado pruebas de efectos secundarios hepatotóxicos y mielotóxicos [ 12 ].

Por último, se encuentra que IGF-1, α- MSH y TGF- β 1 derivados del folículo piloso desempeñan un papel en la restauración del privilegio inmunitario activo del bulbo capilar anágeno. IGF-1 junto con α- MSH y TGF- β , que se propone reclutar cada vez que el folículo piloso sufre una lesión inmune, puede regular negativamente la expresión de MHC ectópico ectópico inducido por IFN- γ en bulbos capilares anágenos humanos in vitro [ 13 ]. Este fenómeno puede normalizarse mediante el tratamiento con α- MSH, IGF-1 o TGF- β 1 [ 14 ]. Por lo tanto, IGF-1 es uno de los candidatos prometedores para el tratamiento de la alopecia areata.

  1. Weger N, Schlake T. J Invest Dermatol 2005: 125: 873–882.
  2. Philpott MP, Sanders DA, Kealey T. J Invest Dermatol 1994: 102: 857–861
  3. Wolf R, Schönfelder G, Paul M, Blume-Peytavi U. Óxido nítrico en el folículo piloso humano: expresión de óxido nítrico sintasa constitutiva e inducida por dihidrotestosterona y producción de NO en las células de la papila dérmica. Revista de Medicina Molecular . 2003; 81: 110-117.
  4. Itami S, Kurata S, Takayasu S. Biochem Biophys Res Commun 1995: 212: 988–994.
  5. Panchaprateep R, Korkij W, Asawanonda P. Br J Dermatol 2011: 165: 997–1002.
  6. Rudman SM, Philpott MP, Thomas GA y col . J Invest Dermatol 1997: 109: 770–777.
  7. Schneider MR, Lahm H, Wu M et al . FASEB J 2000: 14: 629–640.
  8. Harris PJ, Takebe N, Ivy S P. Cancer Prev Res (Phila) 2010: 3: 1217–1221.
  9. Tang L, Bernardo O, Bolduc C et al . J Am Acad Dermatol 2003: 49: 229–233
  10. Kwack MH, Shin SH, Kim SR y col . Br J Dermatol 2009: 160: 1157–1162.
  11. Sakaguchi I, Ishimoto H, Matsuo M et al . Exp Dermatol 2004: 13: 499–504.
  12. Castro RF, Azzalis LA, Feder D et al . Clin Exp Dermatol 2012: 37: 909–912.
  13. Paus R, Ito N, Takigawa M et al . J Investig Dermatol Symp Proc 2003: 8: 188–194.
  14. Ito T, Ito N, Bettermann A et al . Am J Pathol 2004: 164: 623–634.

Best Selling Products